Nuestros alumnos más pequeños adquieren su segunda lengua en un ámbito de libertad y creatividad realizando las actividades planificadas cuidadosamente por los docentes.
Con el material más actualizado y adecuado para cada edad y grupo, obtienen excelentes logros en poco tiempo debido al número reducido de alumnos por curso.
Esto permite desarrollar un proceso de enseñanza-aprendizaje verdaderamente personalizado a través de múltiples actividades como juegos, canciones, dramatización de lecturas e improvisación en situaciones simuladas de la vida real.
La tecnología más avanzada nos asiste en nuestra tarea cotidiana, ofreciendo al alumnado la posibilidad de disfrutar al tiempo que consolidan contenidos dados.